Posiblemente la mejor herencia que puede dejar un padre a su hijo es el hábito de practicar algún deporte. Cualquiera que sea. Porque el ejercicio es la manera más adecuada de tener una vida sana, alejar a alguien de vicios dañinos y mejorar la salud.

El running, en esta idea de legado familiar, es quizá una de las actividades más completas que podríamos cultivar en nuestros hijos. Aunque deben tenerse algunas cosas en cuenta. La más importante puede que sea la edad de su pequeño en la inmersión de este bello ejercicio.

Existen varias preguntas que surgen a la hora de pensar en running para niños, desde a qué edad pueden practicarlo, cuánta distancia es la recomendada o a qué velocidad deben ir. Estas dudas son resueltas por la Dra. Bertha Merino de la clínica “Sanna” de La Molina. La pediatra especifica que sí existen una serie de recomendaciones que deben tomar los padres con sus hijos a la hora de ejercer cualquier actividad deportiva.

“El niño tiene que sentir que es un juego”, explica la especialista. “Obligarlo a algo nunca es bueno; por otra parte, si le presentamos el running como una actividad recreativa y divertida, el pequeño estará más seguro y dará su opinión mientras realiza el ejercicio”. Para la Dra. Bertha Merino es importante la participación y comentario del pequeño, ya que esto estimula el desarrollo de manera segura y que se convierta en una persona más asertiva.

Aunque también aclara que existen ciertas regulaciones a tener en cuenta. “Por mi parte no recomendaría a los padres realizar esta actividad con un niño menor de cinco años. Aún el pequeño está conociendo cuál es su postura correcta”, detalla la especialista.

Lo más recomendable, indica la doctora, es que se empiece como un juego. Pocos tramos, al inicio. Siempre presentándole la actividad como un hobby. “Lo más aconsejable”, continúa, “es que se practique desde los ocho años. A esta edad ya se podrá realizar el ejercicio como un momento recreativo y el niño lo disfrutará”.

La especialista considera que la edad para empezar a practicar el running, con competencias y logros a partir de metas, es a los 12 años. “Los niños son ambiciosos y ganar siempre será su prioridad. A los 12 están en toda la capacidad de realizar el ejercicio y su evolución; a esa edad, es notable”, detalla.

Fuente-Atletas.info


Lo más leido de la semana