Uno de los responsables de la Asociación manifestó que “se rompió algo que se venía trabajando, hubo un desencuentro porque no hubo un acuerdo entre lo que pedía la Liga y la Asociación”.

Remarcó que “la situación es grave, pero somos optimista de que tenemos que sentarnos a dialogar y llegar a una solución”.

Señaló que  “junto con Oscar Rigal, intentamos buscar todas las alternativas posibles y llegar a un acuerdo, pero no se pudo”.

La asociación cuenta con casi 70 árbitros en la actualidad y que todos se quedarían sin trabajo a partir de esta medida. “Creo que no se tomó conciencia de la gravedad del tema, por eso vuelvo a insistir en que se tiene que volver a negociar en busca de una solución”.

La relación de trabajo entre esta asociación de árbitros y la Liga Pampeana viene desde el año 2001. “El día lunes nos volveremos a juntar porque queremos llegar  un acuerdo”.


Lo más leido de la semana