En la tarde de hoy representantes de San Lorenzo estuvieron viendo jugadores de diferentes categorías en una prueba que se realizó en el estadio Olímpico de Pico FBC.

En diálogo con Gustavo Minervino, aquel férreo defensor que pasara por las filas de Racing, All Boys, Chacarita y otros equipos importantes, quien junto a Daniel Loases estuvieron a cargo de esta tarea, nos comentaba que " vinimos invitados por la gente de Pico FBC, estuvimos viendo jugadores desde la categoría 2007 hasta la 2000, incluso algunos categoría 99 y notamos un buen nivel de juego, individualidades interesantes, y ahora estamos evaluando con Daniel según lo que necesitamos allá, porque ahora los planteles, con el inicio del torneo están bastante completos aunque hay puestos muy puntuales que se están necesitando para que puedan ir unos días, estar en el club, trabajar con las reservas de allá, y ahí vamos viendo no solo la capacidad futbolística sino también como se adaptan en el día a día". 

"Sabemos que no es fácil para un chico salir del interior y meterse en Buenos Aires, más en clubes grandes donde todos quieren llegar, es otro ritmo, y cuando son más chicos es aún mas difícil. Lo ideal es que vayan en edad de 9na división, se adaptan mejor y tienen mucho mejor proceso de inferiores. La competencia, en  un nivel alto, te da ciertas pautas de trabajo en lo futbolístico que a veces en el interior no se da tanto, pero tenemos claro que el chico que llega, quizá le falten cosas que se le irán sumando, pero trae cosas consigo mismo del futbol del interior que cuando se las sumas al ritmo de allá, hacen diferencias" considero Minervino. 

Dentro de la charla era obvio la consideración respecto de aquellos jugadores sumamente habilidosos, los que corren menos, pero tienen " dos cambios" mas a la hora de manejarse con la pelota, y la posibilidad de perder parte de esa capacidad futbolística a raíz de fuertes entrenamientos para un futbol demasiado exigente en lo físico, Minervino indico que " buscamos agregarle cosas a lo que trae, y además, enseñarles algunas más, por ejemplo, el pibe habilidoso quizá en el interior gambetea más y nosotros  tratamos de inculcarle  que hay lugares para gambetear, sobre todo de tres cuartos para adelante, y otros donde debes jugar muy rápido ante la marca y la presión del contrario. Esa adaptación lleva un tiempo, pero se logra". 

Finalmente Gustavo manifestó que " el trabajo nuestro es a lo largo de todo el año, visitamos muchos clubes recorriendo casi todo el país, después, a partir de enero, febrero y algo de marzo, vamos definiendo los jugadores que fuimos viendo para hacer el fichaje, es un trabajo que se hace en conjunto con los técnicos de cada categoría".


Lo más leido de la semana